domingo, 1 de mayo de 2016

Travesía

He caminado el tiempo y recorrido el sueño,
He pretendido calma flotando en el añil,
He subido hasta el techo de mañanas despiertas
Y descendido al fondo de algún mar de color,

He acariciado al viento desde el borde de un beso
y he flotado en el vuelo de un colibrí y su flor,
he viajado a otras tierras de otras tierras pintadas
y he bebido en las aguas con cascadas de luz,

he descalzado el alma al andar en la hierba
y alivianado el cuerpo recostado en el sol,
he asistido a los partos de la luna perlada
y tejido otros mapas, constelación de amor,

y mereció la pena cada salto y caída,
cada impulso y regreso, cada nuevo intentar,
lo ha merecido todo; deambular en la niebla,
desentrañar segundos, sonrisas y desdén,

el llegar al instante en que abrazo tu cuerpo
compensa cada tramo de éste viaje sin fin,
y volvería sin miedo a iniciar la jornada
si al final vuelvo nuevo al sencillo placer
de sentirte a mi lado y soltar las amarras
perdiéndome en los mares de tu cuerpo de miel


Nashbillee